De cómo la fragilidad de los sentidos embiste contra el implacable muro del tiempo blandiendo la lanza de la belleza…